Las migraciones y los dolores de cabeza

Hace trece años creé un blog en Blogger para mantener un histórico de mis lecturas y dejar plasmados aquellos párrafos que, lápiz en mano, iba marcando como reseñables en cada libro que devoraba (porque en esa época no leía, devoraba). Ya entonces sospeché que la memoria es efímera, y que me sería útil, no me equivocaba.

Hoy toca migrarse y comenzar en un nuevo sitio. En trece años la vida de cualquiera sufre cambios continuamente y esto suele incluir alguna mudanza, sobretodo cuando pasas de la veintena a la treintena. Por suerte, una mudanza tecnológica suele ser más fácil (gracias Google) que una personal, menos tiempo y, desde luego, menos esfuerzo físico.

¿Por qué el cambio?

  • Porque me apetece.
  • Porque igual con este impulso consigo volver a rellenar entradas como hacía hace años
  • Porque ya lo decía Darwin, evolucionar o morir

No espero recuperar los contactos ni las visitas que conseguí entonces (lo contrario me sorprendería) pero sí espero recuperar el contacto conmigo misma, que parece que ha estado unos años en ibernación.

Pido disculpas por adelantado por la estética, soy bastante novata en wordpress, intentaré ir mejorando la página.

He perdido muchas cosas muy importantes en estos años, pero he ganado muchas otras. Volveré a perder y volveré a ganar, de eso no me cabe duda. Pero lo más importante de todo, lo mantengo: VIVIR.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s